Calentamiento Global

El calentamiento global y la acidificación de los océanos, reducen la capacidad del fitoplancton calcáreo para absorber CO2 de la atmósfera.

El rápido calentamiento y acidificación de los océanos provocan impactos negativos sobre las microalgas calcáreas que son importantes reguladores de la concentración de CO2 en la atmósfera y como consecuencia en el proceso de regulación del clima global. Los océanos, al absorber más de un cuarto del dióxido de carbono (CO2) emitido el último siglo por el impacto de las actividades antropogénicas, han ido cambiando sus características químicas, resultando en la disminución del pH y su acidificación. Los cambios originados también afectan a otros organismos del zooplancton y del fitoplancton así como a los foraminíferos, los corales, los equinodermos, los crustáceos y los moluscos.

 

Las microalgas calcáreas son importantes reguladores de la concentración de CO2 en la atmósfera. Investigadores advierten de los impactos negativos del rápido calentamiento y acidificación de los océanos en estos organismos marinos, y consecuentemente en el proceso de regulación del clima global.

dibujo-82-diferentes-categorias-morfologicas

Diferentes categorías morfológicas. (a) Cocolito normal (b) Cocolito malformado. Fuente: (Milner et al., 2016)

Los océanos, al absorber más de un cuarto del dióxido de carbono (CO2) emitido en el último siglo por las actividades antropogénicas, han ido cambiando sus características químicas, resultando en la disminución del pH, la denominada “acidificación de los océanos”.
El CO2 disuelto en el agua incrementa también de concentración del ión hidrógeno en el agua, descendiendo así el pH. Estimaciones indican que entre 1751 y 1994 el pH de la superficie de los océanos ha disminuido desde 8.179 hasta 8.104, lo que representa un cambio de -.075.

Se ha reportado que esta disminución del pH tendrá consecuencias negativas para los organismos marinos, especialmente aquellos que usan carbonato cálcico, la calcita o la aragonita, para construir sus cubiertas celulares o esqueletos.

En condiciones normales la calcita y la aragonita son estables en las aguas superficiales debido a que el ión carbonato se encuentra en concentraciones sobresaturadas. No obstante, mientras el pH baja, lo hace también la concentración de este ión, y cuando el carbonato pasa a estar insaturado, las estructuras celulares construidas con carbonato cálcico se vuelven vulnerables a la disolución.

Investigaciones han detectado que la reducción de la calcificación y el incremento de la disolución de estructuras celulares en un escenario con elevadas concentraciones de CO2, podría afectar a los cocolitofóridos, los foraminíferos, los corales, los equinodermos, los crustáceos y los moluscos, entre otros organismos.

Además, el aumento progresivo en las temperaturas promedio globales de la atmósfera, aumenta también la temperatura superficial del mar. De acuerdo a proyecciones de emisiones de gases invernadero del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) se pronostica para las próximas décadas, una agudización de los riesgos planteados por el calentamiento y la acidificación de los mares.

Recientemente, investigadores del Instituto de Ciencia Ambiental y Tecnología de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB), de la Universidad de Cambridge y de la Asociación de Biología Marina del Reino Unido, advirtieron de los negativos impactos de un rápido calentamiento de los océanos y su acidificación en los cocolitofóridos. Estos son organismos calcáreos integrantes del fitoplancton marino, y consecuentemente implicados en el proceso de regulación de las concentraciones de dióxido de carbono en (CO2) la atmósfera.

En un estudio publicado en la revista Limnology & Oceanography and Biogeosciences, se reporta que el aumento de la temperatura superficial del mar, puede exacerbar los impactos de la acidificación de los océanos en el fitoplancton calcáreo, obstaculizando su éxito evolutivo y desempeño fisiológico. Además, estos cambios contribuirán a maximizar la concentración de CO2 atmosférico.

El plancton en el ciclo del carbono.

El plancton incluye organismos heterótrofos como animales, protistas y bacterias, comúnmente denominado zooplancton y organismos autótrofos como vegetales, otros unicelulares y bacterias, denominado fitoplancton. Los organismos que más abundan en el fitoplancton son las cianobacterias y las diatomeas, que son la base de la trama trófica marina.

El fitoplancton marino, además de absorber una significativa proporción del carbono de la atmósfera, produce el 50 % del oxígeno molecular necesario para la vida terrestre. El fitoplancton se desarrolla en condiciones de luz solar y nutrientes abundantes. Estos organismos elaboran su alimento a través de fotosíntesis, es decir, convirtiendo materia inorgánica en materia orgánica con la energía de la luz. Cabe destacar que la vida en la Tierra se mantiene gracias a la fotosíntesis que realizan las plantas en los continentes , en conjunto con algas de agua salada y dulce, ya que tienen la capacidad de liberar oxígeno y sintetizar materia orgánica que queda disponible para su utilización por otros organismos a través de los flujos de materia y energía.

http://kaosenlared.net/el-calentamiento-global-y-la-acidificacion-de-los-oceanos-reducen-la-capacidad-del-fitoplancton-calcareo-para-absorber-co2-de-la-atmosfera/

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros