Calentamiento Global

Juan G. R. and Juan P. J. A. El deshielo en los Polos y el calentamiento global.

Agua y Riego Vol.: 7, No. 1: 9-10, Marzo, 2016, España.

Los cambios en la temperatura del aire y de los océanos inciden en la fusión del hielo, debido al intercambio de calor entre el hielo, el agua y el aire. Los científicos observan los cambios del calentamiento global en el volumen de la masa de hielo, lo que facilita una mayor información sobre la dinámica de la masa de hielo en las distintas cuencas hidrográficas que forma parte de la Antártica. Durante el invierno en el Ártico las temperaturas bajan a cero, la capa de hielo se recupera hasta alcanzar valores habituales, pero cada vez la capa de hielo es más fina y menos resistente, lo que provoca que en el verano esta capa se fracture, se deshile fácilmente y disminuya su tamaño y espesor. El continuo incremento de las emisiones de carbono en la atmósfera provocará que desaparezca gran parte de la reserva mundial de agua dulce congelada.

 

El calentamiento global ha incrementado la temperatura del aire, de la tierra y de los océanos y como consecuencia ha acelerado el deshielo en los polos y en las diferentes regiones del mundo que poseen glaciales, provocando el continuo aumento del nivel de mares y océanos. Los científicos coinciden que los cambios en la temperatura del aire y de los océanos inciden en la fusión del hielo, debido al intercambio de calor entre el hielo, el agua y el aire. De continuar el deshielo a final de siglo, desaparecerá gran parte de la reserva mundial de agua dulce congelada.

El polo Norte está situado en el océano Ártico y esta rodeado de continentes y de islas. El polo Sur esta ubicado en el continente Antártico el cual esta rodeado por el océano Antártico y este a su vez limita con los océanos Pacifico, el Atlántico y el Indico. Las mayores reservas de hielo del mundo se encuentran en el continente antártico. Esta región posee enormes reservas de hielo y la temperatura en verano esta a menos 25 grados centígrados, el Polo Sur es más frío que el Polo Norte.

El calentamiento global se produce como consecuencia de la alta emisión de gases invernadero, el gran impacto de la actividad humana, el cambio climático y la interacción entre ellos, incrementado en diferentes etapas por otros fenómenos naturales tales como: el Niño, las erupciones volcánicas, la alta velocidad del viento y las tormentas solares. La concentración de Co2 en la atmósfera por causas naturales fluctuaba de 180 a 290ppm, pero en la actualidad las emisiones de Co2 en el planeta sobrepasan las 380ppm y continúan en incremento.

La capa de hielo de la Antártica tiene un espesor promedio de 1.900 metros, sobrepasando en algunos lugares los 4.000metros y ocupa un volumen promedio de hielo de 25 millones de kilómetros cúbicos El satélite CryoSat de la ESA lleva un altímetro de radar y ha observado en la Antártica Occidental un incremento de la capa de hielo perdida cada año. La zona Oriental del continente se encuentra en equilibrio, ya que el hielo perdido en la periferia se compensa con el ganado en el interior. El mayor problema del deshielo por el calentamiento global es debido a la acción del océano sobre la línea de tierra entre la transición del hielo terrestre y el hielo flotante.

A partir de las mediciones del hielo de la Antártica realizadas por el satélite GRACE de la NASA y el satélite GOCE de la Agencia Espacial Europea, se ha encontrado una disminución de la masa de hielo durante el período analizado, los científicos observan los cambios que se producen en el volumen de la masa de hielo, lo que facilita una mayor información sobre la dinámica de la masa de hielo en las distintas cuencas que forma parte del continente, para fines científicos la capa de hielo de la Antártica se divide en cuencas hidrográficas.

La capa de hielo del Ártico está compuesta de hielo marino que se forma por la congelación del agua del mar y es flotante y tiene un espesor de unas decenas de metros. La capa de hielo flotante que cubre el océano Ártico en verano tiene una superficie cubierta por el hielo de solo 4,41 millones de kilómetros cuadrados y se ha reducido en 1.81 millones Km2 al ser comparada con el periodo 1980-2001 que era de 6.22 millones Km2, lo que sitúa la superficie de hielo del Polo Norte en su área más reducida en los últimos 40 años.

Desde principios de este siglo las aguas cada vez más cálidas del océano Ártico hacen que al hielo le sea más difícil aguantar, por lo que a ese ritmo se esta avanzando hacia lo que potencialmente podría ser un Ártico sin hielo en verano alrededor del año 2040, según la Agencia Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos

En su ciclo anual, la capa de hielo del Ártico crece en invierno y se contrae en verano hasta alcanzar un mínimo que normalmente ocurre a mediados de septiembre. Como consecuencia de altas temperaturas que están ocurriendo en el planeta, la extensión mínima anual del hielo no siempre es la misma. Cuando regresa el invierno y las temperaturas bajan a cero, la capa de hielo se recupera hasta alcanzar los valores habituales, pero cada vez la capa de hielo es más fina y menos resistente, lo que provoca que en el verano la misma se fracture y deshile fácilmente.

http://www.aguayriego.com/2016/03/el-deshielo-en-los-polos-y-el-calentamiento-global/

 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros