Calentamiento Global

Juan G. R. Estado de alerta sobre agotamiento de reservas mundiales de agua subterránea

Agua y Riego. Vol.: 6, Nº 1:17-18, Julio, 2015, España.

El agotamiento de las reservas de agua en el mundo, no se trata de un problema puntual, sino generalizado que ya incluye los principales acuíferos del mundo en los diferentes continentes y comienza a afectar a países desarrollados y no desarrollados. El agotamiento gradual de los acuíferos provoca un estado de alerta general que nos indica que por el camino que marchamos es insostenible y que hay que crear las condiciones necesarias para restablecer su sostenibilidad, esta situación tiende a empeorar con el incremento de la sequía y de la temperatura como consecuencia del cambio climático influenciado en gran medida por el impacto de la actividad humana, así como por el incremento desmedido de la población mundial que aumenta la necesidad de la demanda anual de agua y de los recursos del planeta. Debe de crearse en cada país las instituciones de agua necesarias que garanticen el uso más racional del agua y que contribuyan a la sostenibilidad de la humanidad y del planeta Tierra.

Gran parte de las mayores cuencas de agua subterránea de la Tierra se están agotando a un ritmo que las hace no sostenibles ya que entregan anualmente más agua de la que reciben o sea que no son capaces de reponerse anualmente de forma natural a través de los aportes de las lluvias, la nieves y de otras fuentes naturales. Los acuíferos más afectados se encuentran en las zonas más secas del mundo donde la gente usa el agua subterránea para consumo humano, la producción de alimentos y bienes de consumo, esta situación tiende a empeorar con el incremento de la sequía y de la temperatura como consecuencia del cambio climático influenciado en gran medida por el impacto de la actividad humana, así como por el incremento desmedido de la población mundial que aumenta la necesidad de la demanda anual de agua y de los recursos del planeta.

El agotamiento de las reservas de agua en el mundo, no se trata de un problema puntual, sino generalizado que ya incluye los principales acuíferos del mundo en los diferentes continentes y comienza a afectar a países desarrollados y no desarrollados. Los principales acuíferos afectados se encuentran en todos los continentes: África, Asia, Australia, Europa, y en América, según el informe de estudios realizados por la Universidad de California, Irvine (UCI) a partir de datos recuperados la NASA y Experimentos Climáticos de satélites (GRACE) que se reunieron entre 2003 y 2013, el investigador principal de los estudios es Jay Famiglietti, científico de agua en la NASA

En el África los acuíferos más afectados se encuentran en zonas de escasa precipitación en el continente, como es la zona norte del país tales como el Sistema acuíferos de Nubia compartido por 4 países, el Sistema Noroeste del Sahara y la cuenca Murzuk- Djado , en la zona central del continente africano aparecen también algunos acuíferos dañados. El Asia al ser continente más grande presenta acuíferos agotados y en fase de agotamiento en la península arábiga: acuífero arábigo, en la India: acuífero de la cuenca del Ganges-Brahmaputra, Pakistán: acuífero de la Cuenca del Indo, en China: el sistema acuífero de China Norte y en la región asiática de Rusia: la cuenca de Siberia Oeste.

En Europa las cuencas más afectadas son la cuenca de Paris y la cuenca de la plataforma Rusa de Europa. En América del Norte están dañados los acuíferos de la planicie de la costa del Atlántico y del Golfo, así como el sistema del acuífero del valle central de California. En América del Sur esta afectado el Sistema del acuífero Guaraní el que está administrado por 4 por países suramericanos. En Australia el acuífero más afectado es la cuenca Canning

El incremento de la demanda de agua en los diferentes acuíferos trae como consecuencia el agotamiento gradual de los mismos hasta que no pueden satisfacer las necesidades de agua de la cuenca a la que están vinculados, haciendo no sostenible su recuperación. El agotamiento gradual de los principales acuíferos provoca un estado de alerta general que nos indica que por el camino que marchamos es insostenible y que hay que crear las condiciones necesarias para restablecer su sostenibilidad.

El calentamiento global, el cambio climático, las emisiones de carbono, el crecimiento descontrolado de la población mundial, el impacto de la actividad humana, la interacción entre estos factores y el plan de control para garantizar la sostenibilidad del planeta deben de estar priorizadas por las diferentes naciones y por las Naciones Unidas. El calentamiento global aumenta la temperatura media del planeta que tiende a aumentar el deshielo, las olas de calor y la demanda de agua de todos los seres vivos del planeta y el hombre. El cambio climático provoca eventos de inundaciones y escasez de lluvia que aceleran la sequía y la demanda de agua. Las emisiones de carbono ya alcanzan valores demasiados contaminantes que incrementan la temperatura del planeta, contaminan el medio ambiente y contribuyen a una mayor demanda de agua, por lo que necesario reducir sus efectos.

En el inicio del siglo 21 la población mundial era de 6.1 millones en el año 2000 y solamente han transcurrido 14 años y ya la población mundial actualmente sobrepasa los 7.3 millones, es decir que se ha incrementado en un 20% con un crecimiento excesivo que tiende a aumentar la demanda de agua para consumo y para la producción de alimentos y de recursos del planeta a corto y a largo plazo, por lo que es imprescindible el control de la natalidad en los diferentes países, para lograr un equilibrio sostenible de la humanidad El impacto de la actividad humana, también contribuye a la escasez de precipitaciones ya anualmente se talan en el mundo más de 7 millones de hectáreas de bosques. El plan de control de la sostenibilidad del planeta debe de estar organizado por las Naciones Unidas y debe ser garantizado por los gobiernos de los diferentes países.

Otro aspecto que hay que tener en consideración es que el agua debe ser controlada por instituciones estatales en que los órganos de gestión no estén politizados , así como deben irse formando especialistas, que permitan controlar y manejar las reservas de agua de los acuíferos y de todos los recursos superficiales y subterráneos de agua en cada país, en donde se controlaran las reservas, la dinámica de agua y la demanda de cada región , las autorización de las perforaciones, el uso del agua y manejo de los recursos hídricos estará a cargo de ese organismo gestor y de sus instituciones. El agua es un bien común de la humanidad, debe de crearse en cada país las instituciones de agua necesarias que garanticen: el estudio, la administración, el manejo de los recursos y las investigaciones que hagan posible el uso más racional del agua, que contribuya a la sostenibilidad de la humanidad y del planeta Tierra.

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros