Poblacion Mundial

Juan G. R. La sostenibilidad de la población mundial demanda más agua disponible y producción agrícola .

Agua y Riego Vol.: 4, Nº 1: 13-14, julio, 2013, España.

El incremento futuro de la población mundial en alrededor de un  18 % para el año 2030, posibilitará que se sobrepasen los 8200 millones de habitantes e implicará un mayor consumo de: alimentos, materias primas, materiales, energía, agua, insumos de todos tipos, lo que señala que corresponde a la ONU y a todos los países afectados e implicados, tomar las medidas necesarias para garantizar el bienestar social y la sostenibilidad de la humanidad. . El aumento de la población mundial demanda de: un mayor consumo de agua, un incremento del agua embalsada, una mayor gestión de las fuentes de agua, un manejo estratégico del agua del riego, un mayor tratamiento de las aguas residuales, un incremento de las infraestructuras de agua, un aumento de las áreas de riego, mayor actividad científica y técnica. Para garantizar un incremento de los rendimientos agrícolas globales, además del riego y el drenaje, es imprescindible a través de la  genética la obtención de variedades más productivas en condiciones de riego y en secano, así como aplicar nuevas estrategias agrícolas.

 

El incremento constante de la población  mundial , el escaso control de la natalidad por parte de los países no desarrollados, la contaminación excesiva del medio ambiente, la insuficiente protección del medio marino, el abandono sistemático de la agricultura en muchos países, la gran demanda de alimentos, la no adecuada gestión del agua, la perdida acelerada de diferentes  especies de plantas, animales y peces, los efectos del cambio climático, las perdidas de millones de hectáreas por deforestación, erosión y desertificación amenazan con la sostenibilidad de la humanidad y señalan que se requiere un mayor control de las Instituciones Internacionales para garantizar  una gestión más eficiente del problema. El incremento futuro de la población mundial en alrededor de un  18 % para el año 2030, hará posible que se sobrepasen los 8200 millones de habitantes e implicará un mayor consumo de: alimentos, materias primas, materiales, energía, agua, insumos de todos tipos etc. lo que señala que corresponde a la ONU y a todos los países afectados e implicados, tomar las medidas necesarias para garantizar el bienestar social y la sostenibilidad de la humanidad.

En estos momentos la producción de alimentos del mundo es suficiente para alimentar la población actual, no obstante la desigual distribución de los alimentos, los altos precios de venta de los productos alimenticios y las insuficientes infraestructuras en el sector primario de muchos países poco desarrollados provocan que en el planeta tierra la cifra  de personas con hambre supere los 1000 millones de habitantes. Corresponde al sector agropecuario y a la industria alimentaría con la cooperación de la ONU la de garantizar la producción de alimentos necesarios para hacerle frente al futuro incremento de la humanidad, pero en la actualidad el sector agropecuario sufre en muchos países de un deterioro sistemático como consecuencias de la baja rentabilidad de muchas explotaciones agropecuarias, la escasez de mano de obra , así como también por el bajo nivel de vida del sector, lo que ha motivado en gran medida la emigración de las personas del campo a la ciudad

Según la ONU una de cada tres personas vive en un país con escasez de agua entre moderada y alta, es posible que para 2030 la escasez de agua afecte a casi la mitad de la población mundial, ya que la demanda podría superar en un 40% a la oferta. Cada vez hay más competencia por el agua disponible entre agricultores y ganaderos; entre el sector industrial y el agropecuario; entre la ciudad y el campo; entre las cuencas hidrológicas altas y las bajas, significa que se debe de trabajar de conjunto para proteger y administrar este recurso frágil y limitado. La cooperación en la esfera del agua es crucial para la seguridad, la lucha contra la pobreza, la justicia social y la igualdad de género. La buena gestión y la cooperación entre los diferentes grupos de usuarios promueven el acceso al agua, la lucha contra su escasez y contribuyen a la reducción de la pobreza. La cooperación permite un uso más eficiente y sostenible de los recursos hídricos y se traduce en beneficios mutuos y mejores condiciones de vida. También es fundamental para la preservación de los recursos hídricos, la protección del medio ambiente.

. El aumento de la población mundial demanda de: un mayor consumo de agua en cantidad y calidad, un incremento del agua embalsada, una mayor explotación de las fuentes de abasto superficial y subterránea, un manejo estratégico del agua del riego, un mayor tratamiento de las aguas residuales, un incremento de las infraestructuras de agua, un aumento de las áreas de riego, mayor actividad científica y técnica ya que el agua es un elemento estratégico que estabiliza e incrementa la producción agrícola, actualmente el crecimiento de las áreas de riego es inferior al crecimiento de la población mundial y demanda más inversiones. Para garantizar un incremento de los rendimientos agrícolas globales, además del riego y el drenaje, es imprescindible a través de la  genética la obtención de variedades más productivas en condiciones de riego y en secano para situaciones de temperatura más elevadas, acorde con el cambio climático, también es necesario aplicar nuevas estrategias de: mecanización,  fertilización, control de plagas y enfermedades, rotación de cosecha,  conservación de alimentos,  con la finalidad de obtener altos rendimientos, una buena calidad del producto y una adecuada eficiencia económica.

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros