Problema del Agua en España

Juan G. R. El problema del agua en la Comunidades Valenciana y de Murcia se complica.

Agua y Riego. Vol.: 5, Nº 1: 29-30, Septiembre, 2014, España.

El problema del agua en la Comunidad Valenciana y de la Comunidad de Murcia en 2014 continúa en una situación difícil. En la cuenca del Júcar que pertenece a la Comunidad Valenciana la reserva de agua embalsada es de 1392 hm3 que representa el 42% de la capacidad de embalse. El trasvase Tajo Segura también se encuentra en situación crítica, pues los embalses que garantizan el trasvase se encuentran con capacidad mínima de agua de 381 hm3-22 % para el embalse Buen Día y de 238 hm3 -29% para el embalse Entrepeñas. Se considera que la sequía ha dañado más de 180 mil hectáreas, las pérdidas económicas se estiman en más de 350 millones de euros. Debe de valorase la construcción de un nuevo trasvase a partir del río Ebro, pero esta vez hay que construir un trasvase mucho más económico que el aprobado en 2001 y considerar el aporte de agua que realizan las plantas desaladoras existentes.

El problema del agua en la Comunidad Valenciana y en la Comunidad de Murcia continúa en una situación difícil, siendo aún más crítica en la provincia de Alicante con precipitaciones anuales que oscilan desde 300 mm en la zona costera hasta 600 mm en la zona interior. Actualmente la precipitación acumulada en la provincia de Alicante esta evaluada de muy seca a extremadamente seca, para un periodo de menos lluvias registradas en los últimos 100 años. En la cuenca del Júcar que pertenece a la Comunidad Valeriana la reserva de agua embalsada es de 1392 hm3 que representa el 42% de la capacidad de embalse. Sin embargo en el resto de España todavía la capacidad embalsada corresponde a un año normal ya que el agua embalsada hasta la fecha es de 37442 hm3 que constituye el 68 % de la capacidad embalsada, la cual esta por encima de la media para un periodo de 10 años.

En el año 2001 se aprobó la ley del trasvase del río Ebro, el cual iba a distribuir sus aguas en la Comunidad Valenciana, la Comunidad de Murcia y Almería a través del plan Hidrológico Nacional. En Junio del año 2004 se deroga el trasvase del río Ebro y se aprueba un plan alternativo al suministro de agua con la construcción de desaladoras, pero hasta el momento solo hay funcionando 4, el resto no funcionan ó aún están pendiente de construir, los agricultores rechazan el uso de agua desalada por el alto coste del m3 de agua ya que las desaladoras constituyen grandes inversiones y consumen mucha energía que encarecen grandemente los costos de riego.
Por otra parte el trasvase Tajo Segura que se finalizó de construir en 1979 asegura un suministro de agua para las Comunidades Deficitarias de agua de Murcia y la Valenciana, así como algunos municipios de Andalucía, también este trasvase se encuentra en situación crítica, pues los embalses que garantizan el trasvase del Tajo-Segura, se encuentran con capacidad mínima de agua de 381 hm3-22 % para el embalse Buen Día y de 238 hm3 -29% para el embalse Entrepeñas. Los gobiernos de Murcia y Comunidad Valenciana, junto a los regantes de ambas comunidades, redactaron un documento la pasada primavera con la intención de defender el trasvase Tajo-Segura. El mantenimiento del trasvase Tajo-Segura y de una actividad agraria segura y sostenible constituye un objetivo estratégico y socioeconómico de primer orden para el Estado, cuya permanencia debe quedar garantizada.
Como se observa la garantía del agua en la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Murcia se hace cada vez más complicada, pues para lograr los objetivos trazados es necesaria asegurar muchos factores externos e internos, los que unido a la variabilidad climática, económica y política, requieren estrategias determinadas. Esta sequía ha dañado los cultivos de secano de ambas Comunidades afectando las plantaciones de almendros, olivo, vid, cítricos y algunos frutales, así como la cosecha de cereales, la apicultura y la ganadería También esta afectando, el rendimiento final de algunos cultivos de regadío Se considera que se han dañado más de 180 mil hectáreas, las pérdidas económicas se estiman en más de 350 millones de euros. De nuevo se repiten las afectaciones económicas de la sequía, se debe de valorar que las pérdidas acumuladas por continuas sequías son mayores que las inversiones a realizar para garantizar la demanda hídrica necesaria.

También se debe señalar que el efecto del cambio climático y la acción desmedida del hombre, contribuyen en gran medida al incremento de la desertificación, ya han desaparecido miles de hectáreas como consecuencia de la deforestación y la quema de árboles, es necesario realizar un ambicioso plan de reforestación en la lucha contra la desertificación, el cambio climático y la sequía. Como consecuencia de la sequía, ya hay sobreexplotación de acuíferos en algunas regiones y un mayor encarecimiento de la extracción del agua por el abatimiento del manto freático.

Actualmente la provincia de Almería que también esta situada en el sureste español y pertenece a Comunidad de Andalucía, presenta afectaciones económicas como consecuencia de la sequía y plantea que Almería requiere ayuda inmediata en relación con la almendra los cultivos de secano y la ganadería, por lo que hay que incrementar aún más las pérdidas económicas por la sequía en el sureste español.

Las intensas lluvias del mes de marzo de 2013 y las abundantes lluvias en la primera decena del mes de abril en España aumentaron el nivel de las agua en el cauce de los ríos y el peligro de las inundaciones, lo que provocó el desbordamiento de los principales ríos del país tales como: Ebro, Duero, Guadiana, Guadalquivir, Tajo y de muchos afluentes en las diferentes cuencas hidrológicas. Hace un año atrás las aguas excedentes de los ríos españoles iba a parar principalmente al mar, sin embargo existen otras cuencas españolas con déficit de agua, lo que refleja que hay que valorar con precisión que hacer con las aguas excedentes, ya que no se justifica que dos Comunidades españolas que hacen grandes aportes a la economía nacional en el turismo y la agricultura, tengan tantas dificultades en la garantía del agua. Debe de valorase la construcción de un nuevo trasvase a partir del río Ebro, ya que este río puede aportar aguas excedentes, pero esta vez hay que construir un trasvase mucho más económico que el aprobado en 2001, ya que hay que considerar el aporte de agua suplementario que realizan las desaladoras existentes.

Palabras Claves: Problema agua, sequía, trasvase, plantas desaladoras, deforestación, pérdidas económicas

 

 


 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros