Riego del Tabaco

Hernández P. R. Manejo del riego en los diferentes tipos de tabaco

Tomado de: Periódico Guerrillero. Desde la Semilla hasta el Humo.2012, Pinar del Río, Cuba

 

Es importante el manejo adecuado del riego: su exceso o defecto puede ocasionar daños irreparables, tanto en el rendimiento como en la calidad, principalmente durante la etapa de la cosecha. Es conocida la calidad inigualable del tabaco negro cubano con cuya materia prima se elaboran los afamados cigarros llamados Habanos, en gran medida eso se debe al estricto manejo que hacen los campesinos y productores con respeto al control del régimen hídrico a la planta. Esta aseveración es válida para cualquier tipo de tabaco negro.
 
El efecto perjudicial de la humedad excesiva es conocido por el hombre desde tiempos remotos, los aborígenes cubanos le plantearon a los canarios que fueron de los primeros cultivadores europeos del tabaco, que el agua le chupaba la miel al tabaco y hoy en día nuestros campesinos para definir esta situación se refieren a que en años lluviosos el tabaco es pajizo. A continuación se darán algunos elementos técnicos que pudieran justificar en parte los criterios antes planteados. Bajo condiciones de un riego por encima de las necesidades del productor, en función del uso industrial, se producen serias afectaciones en la composición química de la hoja y sus cualidades físicas, repercutiendo ellas en las características organolépticas del cigarro, de ahí que por ejemplo en el tabaco para capas no se debe restringir la humedad por cuanto se afectarían el grosor de la hoja, el desarrollo de nerviaciones y la textura invalidando a la misma, por su parte el tabaco para relleno perdería el aroma, el olor y su sabor, dentro de otras cualidades si se cultiva en un año lluvioso o con un régimen de riego superior al requerido. 
 Si importante es conocer el régimen hídrico, más aún lo es definir los momentos en que este debe aplicarse el riego a las plantas, este aspecto no depende del tipo de tabaco, pero si se aplica o no y la cantidad si es dependiente de si el objetivo es producir capa o relleno. Estos momentos concuerdan con las siguientes fases de crecimiento y desarrollo de la planta: 
-Fase de adaptación, primeros 8 días posteriores a la plantación.
-Fase de gran periodo de crecimiento, entre 22 días y 45 posteriores a la plantación.
-Fase de maduración, desde los 45 días hasta la recolección de las hojas superiores. En esta etapa los riegos deben ser muy poco frecuentes y de norma de riego baja.  

No todas las variedades responden de igual forma a las exigencias del riego, en este sentido se puede señalar que las variedades Habana-2000, Criollo-98 y Corojo-99, el rendimiento en clases superiores aumenta cuando se riega con humedades del suelo de 70-75-65 % de la capacidad de campo durante las tres etapas de cultivo 0-20, 21-45 y 46-75 días del trasplante respectivamente. Para lograr estos objetivos se aplicaran 2 riegos ligeros, 3riegos pesados y 2 ligeros en cada fase, respectivamente.  La variedad Habana-92 no requiere grandes volúmenes de agua, sobre todo en el periodo de adaptación, donde las plantas se acondicionan con gran facilidad al campo.  Se deben utilizar volúmenes totales entre 1 200 y 1 300 m3/ha para un ciclo de 75 días, lo que permite alterar el régimen de riego propuesto para otras variedades. La distribución de los riegos en esta variedad debe ser: 
-Plantación al dedo: 170 m3/ha, riego ligero.
-Primer vivo a los 4 días: 110 m3/ha, pase de agua.
-Segundo vivo a los 8-10 días: 110 m3/ha, pase de agua.
-Primer riego a los 22 días: 200 m3/ha, riego medio.
-Segundo riego a los 35 días: 208 m3 /ha, riego medio.
-Tercer riego a los 55 días: 180 m3/ha, riego ligero.  
Si el año es seco y se considera la lluvia igual a cero, se aplicará un riego ligero alrededor de los 65 días del trasplante. 
 
Dentro de otros factores el manejo del régimen hídrico del tabaco depende de las cualidades del suelo, condiciones climáticas, fecha de plantación, genotipo y muy particularmente del tipo de tabaco negro a producir, es por ello que se ofrece la información que acerca de esta temática se maneja en las provincias centrales y orientales de Cuba.                                                             
Variedad
                Número de riegos
Norma parcial
Observaciones
Principal
Capaduras
m3/ha/riego aproximadamente
Es recomendable regar de acuerdo con capacidad de campo óptima para cada variedad.
Habana-2000
3-4
2 por corte
250-300
    Habana-92
3-4
2 por corte
250-300
Habana Vuelta Arriba
3-4
2 por corte
250-300
Sancti Spíritus- 96
3-4
2 por corte
250-300
Criollo 98
3-4
2 por corte
250-300
 
Si no hay humedad residual en el suelo para realizar la plantación, se debe dar un riego antes de efectuarla. Solo debe recordarse al productor que su experiencia y observación durante varios años en su terreno, le puede dar idea del procedimiento a seguir en cada caso y que es preferible que el tabaco sufra por escasez de humedad en los primeros 25-30 días de su desarrollo, a verlo crecer con vigor por haber sido regado excesivamente, lo que provocaría poco desarrollo del sistema radical.  

En los tabacos al sol en palo de la provincia de Pinar del Río con posibilidades de regadío, el agua se aplicará en los siguientes momentos:  
-En el trasplante, riego ligero.
-Tape de palito, riego ligero.
-De 24 a 25 días, riego pesado.
-De 32 a 34 días, riego pesado.
-De 38 a 40 días, riego ligero
-De 50 a 55días, riego pesado.

 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros