Problema del Agua en España

Juan G. R. El río Guadalquivir necesita obras de rectificación y drenaje contra las inundaciones

Alicante, 22/12/2010, España.

Durante diferentes meses del año 2010, las intensas lluvias han afectado la cuenca hidrográfica del río Guadalquivir en la Comunidad de Andalucia en España y han provocado la afectación de grandes zonas agrícolas y urbanas como consecuencia de las aguas excesivas. Muchas áreas inundadas agrícolas e urbanas han sido afectada más de 5 veces durante el año, lo que constituye un problema, por lo que ya es indispensable rectificar una parte del cauce del río para atenuar el efecto de las grandes avenidas, proteger algunas áreas con diques de protección, disponer de obras derivadoras que lleven el agua de las zonas con suficientes recursos de agua a otras regiones con déficit hídrico, limpiar los cauces, aumentar la red de drenaje agrícola e urbano, aunque el conjunto de obras hidráulicas necesarias son caras, se justifica su ejecución ya que las perdidas provocadas por las inundaciones son muy superiores al costo de ejecución y de explotación de las nuevas obras hidráulicas.

Las inundaciones y las afectaciones económicas en bienes materiales y humanos de la cuenca del Guadalquivir data de más de 500 años, existen antes del descubrimiento de America, lo que ha provocado pérdidas económicas acumuladas de miles de millones de euros en daños a la agricultura y en bienes materiales en áreas urbanas, así como la perdida irreparable de vidas humanas. La cuenca hidrográfica del río Guadalquivir ocupa un área de 63085 Km2 y tiene una capacidad de embalse de 8283 hm3, con un volumen de agua embalsada de 6875 hm3 el 21 de diciembre de 2010, que representa el 83 % de la capacidad de embalse. La entrada en España de diferentes frentes fríos y perturbaciones, durante el periodo invernal de 2010, el cual ha venido acompaña de abundantes precipitaciones, ha provocado grandes inundaciones en zonas rurales y áreas agrícolas del país, afectando con mayor intensidad las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén en la Comunidad de Andalucía, las lluvias acumuladas en el mes de febrero para la Comunidad de Andalucía son superiores a los 250 litros por m2, los cuales duplican las precipitaciones caídas en España para ese mes. En el mes de marzo de nuevo se desbordaron varios ríos afluentes del Guadalquivir, donde más de 1500 personas tuvieron que abandonar sus casas como consecuencia del incremento del gasto del río Guadalquivir, el cual el 6 de marzo de 2010 alcanzó un caudal de 2000 m3/segundos en Córdoba y de 2700 m3/seg. en Sevilla, inferiores al registrado en este río, en Sevilla en la riada de 1963 con un valor de 6000m3/seg. De nuevo durante el periodo del 7 al 17 de agosto del 2010 ocurren inundaciones en Jaen, Córdoba y Sevilla y esta vez tres personas han muero en Córdoba como consecuencia de las fuertes lluvias. Otra vez durante este mes de diciembre ya han ocurrido de nuevo tres inundaciones y las precipitaciones afectan de forma despiadada a las provincias de Jaen, Córdoba y Sevilla. Las precipitaciones correspondientes al periodo de enero a diciembre, se consideran altas con valores superiores por encima al 30 % de la media anual de la actual década, con un valor acumulado muy significativo dentro del periodo 2001-2010.

En las regiones más afectadas por las inundaciones, el volumen de los embalses de baja y media capacidad de entrega se encuentran próximos a la capacidad máxima, no así los grandes embalses que aún admiten retener mucha más agua, no obstante ha sido estratégico desembalsar varios embalses, lo que pone de manifiesto, que es necesario construir un mayor número de embalses que posibiliten atenuar aún más el efecto de las inundaciones y que retengan más agua en los periodos de lluvia, para hacerle frente a la demanda de agua en los periodos de intensa sequía. También es recomendable rectificar parte del cauce del río y de su caudal para atenuar el efecto de las grandes avenidas, proteger algunas áreas con diques de protección, limpiar los cauces y disponer de obras derivadoras que conduzcan el agua de las zonas con suficientes recursos de agua a otras regiones con déficit hídrico, aunque este conjunto de obras hidráulicas son caras, se justifica su ejecución ya que las perdidas provocadas por las inundaciones son muy superiores al costo de ejecución y de explotación de las nuevas obras. La ejecución de estas obras es estratégica, requiere una fuerte voluntad hidráulica y el apoyo económico del Gobierno Central, el Gobierno Autonómico y de la Unión Europea.

Es imprescindible aumentar la capacidad de las redes de drenaje interno y externo en muchas ciudades y áreas agrícolas con el objeto de reducir las grandes perdidas económicas y de vidas humanas que estos lamentables fenómenos provocan. El problema de las inundaciones se hace más crítico si se toma en consideración, la no adecuada planificación urbanística que ha permitido que se construyan edificios, casas y comercios en zonas bajas y en antiguos cauce de agua sin haber realizado las obras de protección recomendadas para contrarrestar el efecto de las inundaciones, lo que provoca que los daños sean aun mayores. También hay que destacar que muchas carreteras y vías no poseen un adecuado estudio hidrológico, por lo que se hace necesario incrementar el número de obras de drenaje, para proteger las mismas del efecto de las inundaciones, en muchas ocasiones las carreteras actúan como dique de contención, incrementando el tiempo de las inundaciones en las áreas afectadas. Una correcta planificación de las medidas a tomar y un plan de inversiones adecuado en la lucha contra las inundaciones posibilitaran que los daños materiales y las pérdidas humanas se reduzcan considerablemente.

Tags: , , , , , , ,

 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros