Problema del Agua en España

Juan G. R. Por un mejor aprovechamiento de las aguas residuales en España

Alicante, 24/03/2009, España.

El problema de la utilización de las aguas residuales es una actividad cada día más generalizada mundialmente, si se toma en consideración que el crecimiento de la población mundial que ya esta alrededor de los 6700 millones de habitantes, genera miles de millones de m3 de agua residual, lo que unido a la falta de agua en regiones altamente pobladas y con gran desarrollo agrícola e industrial constituye un gran desafío para un mejor aprovechamiento de el agua depurada disponible. El agua es un recurso frágil y la mayor parte de los recursos hídricos europeos están amenazados por la contaminación y la gran sobreexplotación a que son sometidos, por lo que la Unión Europea en su política de aguas establece la protección de todas las masas de agua de su territorio, con la finalidad de garantizar la calidad de sus recursos de agua, los cuales no son tan abundantes, sino limitados por lo que es estratégico conservarlos con la calidad requerida. Las aguas residuales no tratadas que se vierte en mares, ríos, humedales y zonas degradables, representan un gran riesgo y tienen un efecto contaminante del medio ambiente que nos rodea por lo que la depuración adecuada de las aguas residuales juega un papel importante en la preservación de un medio ambiente sostenible y del desarrollo de la humanidad.

En la actualidad en España hay 343 pueblos que vierten aguas residuales sin el tratamiento adecuado en zonas sensibles o parcialmente sensibles y que hay 59 Municipios de más de 15000 habitantes que requieren de sistemas de tratamientos, de aguas residuales por lo que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha elaborado un plan nacional de medidas para darle solución al saneamiento y depuración de las aguas antes del año 2015. No obstante de que existen algunas dificultades con el tratamiento de las aguas residuales en algunas regiones del país, hay Comunidades como la Valenciana, la cual esta situada en una zona costera de gran población y con un gran déficit hídrico que le ha dado la importancia .requerida al tratamiento de las aguas residuales, ya que en la actualidad poseen 460 depuradoras, depurando alrededor de 128 litros/ habitante/ día, lo que sitúa a la Comunidad Valenciana como la comunidad que depura más agua por habitante en España.

Con la depuración adecuada de las aguas residuales garantizamos la protección del medio ambiente, devolviendo el agua utilizada con la calidad requerida, esta agua residual depurada también puede aprovecharse en diferentes funciones en la que se le debe dar prioridad a aquellas actividades que presenten menos riesgo para la salud humana y animal, tales como el enfriamiento para la industria, el uso recreativo, la limpieza de calles, el riego de árboles forestales, la jardinería y el riego de cultivos agrícolas en la que el agua de riego no este en contacto directo con la parte de la cosecha que come directamente los seres humanos. Debe de garantizarse la salud del usuario y del ecosistema. Debe de determinarse la participación de las aguas residuales en la incidencia de enfermedades gastrointestinales infecciosas y de parásitos, en las zonas donde se utilicen las mismas. El consumo de vegetales regadas con aguas residuales presenta un riesgo potencial para la salud pública, especialmente cuando los alimentos se consumen crudos, ya que las aguas residuales procedentes de áreas urbanas contienen un elevado índice de bacterias, virus, protozoarios, nematodos y hongos. Es necesario realizar un control muy estricto de la calidad de las aguas residuales cuando las mismas son empleadas en la producción de hortalizas.

Para apoyar la reutilización de las aguas tratadas, la Conselleria de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana de conjunto con el Ministerio de Medio impulsan proyectos para llevar a las áreas de riego el agua depurada, se incorporan sistemas terciarios en las depuradoras y se mejoran las infraestructuras de conexión con las redes de riego.
Debe de evaluarse la situación actual de la reutilización de las aguas residuales en cada Comunidad así como realizar un control sistemático del plan de medidas e inversiones a ejecutar, para garantizar que se alcancen los objetivos propuestos. Las diferentes obras a construir requieren estudios técnico económicos detallados que faciliten la correcta elección de las mismas y que posibiliten que los costos de la explotación de las aguas residuales depuradas sean aceptables al usuario. Deben de realizarse más investigaciones sobre el uso racional de las aguas residuales en las diferentes actividades en que se utilizan las mismas.

Tags: , , , ,
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros