Riego del Tabaco

Juan G. R. El riego del tabaco, su efecto sobre el rendimiento y calidad de la cosecha.

Instituto Investigaciones Riego y Drenaje. Disertación para la obtención del Segundo Doctorado. La Habana, Cuba 1995.

 

Durante el periodo 1970-1995, se estudió en las condiciones de Cuba, las necesidades hídricas y las técnicas de riego empleadas comúnmente en semilleros y plantaciones de tabaco, así como el efecto del riego sobre el cultivo, rendimiento y calidad de la cosecha. Se encontró que en los semilleros la norma total de riego fue de 2385y 1865 m3/ha y de 40 a 48 y 36 a 42 el número de riegos, para los canteros tradicionales y los tecnificados respectivamente. En las plantaciones, la evapotranspiración de las ocho variedades de tabaco en estudio oscila de 212 a 324 mm; con valores en una época de trasplante media de 1475 a 1726 m3/ha para la norma total de riego, 133 a 360 m3/ha para la norma parcial de riego y de 6 a 8 riegos en el año del 25 % de probabilidad de la norma total de riego.

Realizar el riego en el momento oportuno posibilitó el incremento de los rendimientos, además de mejorar la calidad del producto, con un rendimiento promedio desde 1.9 para el tabaco cosechado en hojas hasta 2.5 t/ha para el tabaco con cortes de capadura. Un mal manejo del agua por un riego en defecto o en exceso, afectó negativamente el rendimiento y calidad de las plantaciones y los semilleros de tabaco. El momento de riego y la cantidad de agua utilizada, tienen más influencia en el rendimiento y calidad de la cosecha que las técnicas de riego empleadas. El riego del tabaco en la producción permitió obtener una ganancia suplementaria media de 228 $/ha con un plazo de recuperación de las inversiones de 7.5 a 8.6 años, lo que pone de manifiesto que el tabaco en las condiciones de Cuba es una planta de regadío.
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros