Riego del Tabaco

Zlatev G., Velkov V., Gerova C., Iordanov V. El riego del tabaco oriental.

Tomado de Donev N., G. Zlatev, et al. El tabaco en Bulgaria. Editora Jristo G. Danov: 229-243, Bulgaria, 1974.

 

En el tabaco oriental el nivel óptimo de la humedad en el suelo es de / 70-/ 65-70/- 50/ % de la capacidad de campo para la primera, segunda y tercera fase del periodo vegetativo del cultivo, generalmente en este tipo de tabaco se aplican de 2 a 4 riegos, con normas de riego parciales de 300 a 400 m3/ha y normas totales de 700 a 1440 m3/ha. De las investigaciones de los diferentes regimenes de riego, se ha establecido que con un régimen de riego óptimo se estabilizan los rendimientos y se mejora el rendimiento y calidad de la cosecha, se obtienen hojas más claras, con buena combustibilidad, con bajo contenido de nicotina y con más contenido de azúcares. En el tabaco oriental la fase más critica de requerimientos hídricos se corresponde con la fase de activo crecimiento del cultivo, la máxima evapotranspiración ocurre entre la primera y segunda cosecha y coincide con la mayor área foliar del tabaco.

Los resultados de las investigaciones demuestran que un mayor numero de riegos de los necesarios, no conducen a un aumento de las cosechas, al contrario pueden disminuir la calidad del tabaco. De las investigaciones, como de la práctica se ha establecido que no se necesita regar 1-2 días antes de la recolección, debido a que ocurren cambios fisiológicos en la madurez técnica de las hojas, lo que conduce a una disminución de la calidad de la cosecha en el secado.
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros