Problema del Agua en España

Juan García R. Grandes pérdidas de agua de lluvia en España.

Periódico Información Pág. 20, 23/06/2008, Alicante, España.

 

En un país donde el régimen de las lluvias es tan variable y la precipitación media anual se considera moderada como es el caso de España se pone de manifiesto la importancia de establecer los mecanismos necesarios, para lograr un mayor grado de aprovechamiento del agua de lluvia. En febrero de 2008, España sufre la peor sequía de las últimas décadas, en el área del mediterráneo no se registraba un invierno tan seco desde hace 77 años, el volumen de agua embalsada en el país a principio de febrero era de 23352 hm3 para un 43 % de la capacidad de embalse. A mediados de abril, la sequía continúa, los embalses se han recuperado un poco, el agua embalsada en el país es de 26 068 hm3 para un 48 % de la capacidad de embalse. El mes de mayo se comporta como muy húmedo, la Estación Meteorológica del observatorio del Ebro, situado en Tarragona ha registrado un acumulado mensual de las lluvias de 229 mm, reportando que ese mes de mayo es el más lluvioso en el bajo Ebro desde el año 1880, alcanzando el río Ebro un caudal máximo de unos 1800 m3/segundo, también en la Comunidad Valenciana, situada en el mediterráneo en una zona de bajas precipitaciones se reporta el mes de mayo como húmedo, con un valor promedio de lluvias acumuladas de 132 mm, por lo que se observa una gran variabilidad del régimen de las lluvias en España. A principios de junio las lluvias acumuladas en el país durante el mes de mayo han hecho posible el incremento del volumen de agua embalsada, hasta alcanzar un valor de 32585 hm3, el cual representa el 60 % de la capacidad de embalse. Si se compara el volumen de agua embalsada a mediados de abril con el volumen acumulado a principio de junio se observa un aumento del volumen de embalse de 6517 hm3, lo que representa un incremento del 12 % de la capacidad de embalse.

Las lluvias históricas promedio anual de España son de 684 mm y las lluvias medias acumuladas en el país en los últimos 45 días son superiores a lo 150 l/m2, las que se consideran elevadas para el periodo de tiempo analizado de mediados de abril a inicio de junio, a pesar de las abundantes lluvias el incremento del agua retenida en los embalses aún es insuficiente, debido a las enormes perdidas del escurrimiento, ya que solo ha podido regularse menos de 10 % de las precipitaciones, lo que refleja que aún tenemos problemas con incrementar el aprovechamiento de las lluvias en los periodos de abundancia, para hacerle frente a la falta de agua en la época de sequía, por lo que es necesario: regular más el escurrimiento e incrementar el número de embalses en las diferentes cuencas, conducir las aguas excedentes a otras subcuencas y a cuencas deficitarias, limpiar los azolves en los embalses para incrementar el volumen de agua utilizable, luchar contra las inundaciones, hacer un uso más racional del agua, así como incrementar la recarga de los acuíferos, reforestar , proteger las cuencas y controlar la calidad de las aguas.

A pesar de las abundantes lluvias en España en el periodo de tiempo analizado, la falta de agua a plazo medio continúa en la zona mediterránea, ya que se incrementaron las reservas de agua en los acuíferos, pero en las cuencas hidrográficas en dicha región, integradas por las cuencas: Sur, Segura, Jucar y Cataluña, solo se recogieron menos del 5 % de la capacidad de los embalses del país, no se incluye dentro de la región litoral mediterránea el análisis de las reservas de agua en los embalse de la cuenca del Ebro, ya que dichas reservas se formaron en la España Continental y no en la España Mediterránea y tienden a enmascarar la realidad de la falta de agua por la que atraviesa la zona.

En muchas ocasiones los periodos de sequía y de lluvias se manifiestan uno a continuación del otro, por lo que debemos elaborar un plan de lucha simultaneo para la sequía y las inundaciones y para el uso racional del agua superficial y subterránea, con el objeto de lograr un mayor grado de aprovechamiento de las lluvias, de forma tal que se este menos expuestos a las dependencias del clima y se pueda alcanzar cosechas más estables y disminuir los costos de producción agrícola por tonelada de producción, reducir las perdidas económicas como consecuencia de la sequía y de las inundaciones, así como garantizar de forma estable el agua a la población, el turismo , la agricultura y el sector industrial . Se debe de elaborar un plan de inversiones y de medidas para los embalses ha ejecutar en cada cuenca en función de las posibilidades de cada cuenca y de la demanda de los usuarios, sí como revisar el aprovechamiento real que tenemos en cada embalse para poder determinar el volumen de agua disponible y la calidad de las aguas en cada caso, ya que actualmente tenemos algunos embalses que garantizan muy poca agua utilizable.

Tags: , , , ,
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros