Problema del Agua en España

Juan García R. Dentro del problema del agua en España.

Alicante, España. 2/06/2008.

 El problema del agua en España no solo es construir embalses, trasvases y desaladoras, sino también realizar una gestión eficiente de los recursos hídricos disponibles. Los recursos hidráulicos naturales anuales de España están constituidos por la suma de los recursos hidráulicos superficiales y subterráneos, regulados y no regulados, están evaluados en 111000 hm3 de agua, de ellos un 20 % corresponde a la reserva ambiental con un valor de 22000 hm3, de lo que se deduce que se dispone de una reserva potencial de agua de 89000 hm3, para ser utilizados fundamentalmente en el regadío, el consumo humano y animal, la industria, los servicios públicos, el turismo y la producción de energía eléctrica. Entre los usuarios se destaca el sector agrícola el cual requiere alrededor del 75 % del total de la demanda de agua. La capacidad de los embalses de España es de 54308 hm3, con un volumen actual de agua embalsada de 33671 hm3, lo que representa el 62 % de la capacidad de embalse. Las aguas subterráneas en explotación consideran una extracción de alrededor de 6500 hm3.Del análisis de los resultados se observa que España aun posee recursos hidráulicos naturales superficiales y subterráneos que pueden ser regulados para satisfacer la demanda hídrica de los usuarios.

En el balance de los recursos hídricos de las cuencas hidrográficas, se manifiesta que unas poseen más recursos de agua disponible que otras y que las mismas están sometidas a diferentes grados de explotación. Caracterizándose las cuencas del la zona del Mediterráneo como deficitarias, ya que requieren una demanda de agua mayor que los recursos de agua de que disponen, actualmente el volumen de agua embalsada en la región es de 1778 hm3, lo que representa tan solo el 3.2 % del capacidad embalsada del país. Las cuencas hidrográficas de la región Norte y de la España Continental poseen más disponibilidades de agua que las cuencas propias de la zona del Mediterráneo, aunque con un régimen de lluvias tan variables que dentro de una misma cuenca hay regiones con déficit y superávit de agua , por lo que es necesario construir más embalses para regular aun más el escurrimiento de los ríos, aumentar las reservas de agua disponible y luchar contra las inundaciones, así como realizar trasvases dentro de una cuenca y entre cuencas deficitarias.

En relación con las aguas subterráneas se observa que hay acuíferos con poca explotación como los correspondientes a las cuencas del Ebro, Duero y Guadalquivir, así como de un mayor grado de utilización de las aguas subterráneas como en las cuencas del Jucar, Segura y el Guadiana. Debe de realizarse un control más estricto de las aguas subterráneas, ya que hay cuencas subterráneas que están sobre explotadas y peligra el futuro de la región por la posible salinización de algunos acuíferos y de los suelos de las áreas agrícolas de regadío por el uso de agua con alto contenido de sales.

En la solución del problema del agua en España es necesario establecer una política hidráulica en que se trabaje de forma simultanea y priorizada en las construcciones hidráulicas, el uso racional del agua, el riego, la lucha contra las inundaciones, la explotación y mantenimiento de las fuentes de agua y de las redes de conducción, el abastecimiento de agua en las ciudades, el control de la calidad de las aguas, la recarga de los acuíferos, el ahorro de energía, la protección de las cuencas hidrológicas. Se ha realizado un gran esfuerzo en la modernización de los sistemas, la reutilización de las aguas residuales, el mantenimiento de las redes de distribución de agua y en la desalinización del agua de mar, pero aún queda mucho por realizar.

Una premisa fundamental en el problema del agua en España, es que el Estado debe distribuir los recursos hídricos en función de las necesidades de los usuarios, el desarrollo perspectivo del país, las posibilidades de las cuencas y debe de velar por el uso racional del agua, ya que esta en un bien común del pueblo español; las comunidades autónomas deben administrar los recursos hídricos asignados y garantizar una explotación adecuada de los mismos.

El agua es elemento esencial para el desarrollo sostenible de la Humanidad y de España, ya que un recurso imprescindible para la vida y para la producción de alimentos de los ciudadanos de una forma más estable y con un menor costo por tonelada producida, pero las investigaciones científicas en España relativas al agua, al riego, al drenaje y al uso racional de los recursos hídricos, la producción de alimentos en condiciones de riego son insuficientes, es necesario crear más instituciones técnicas y científicas que den una respuesta más aceptada a la política hídrica del país y que permita hacerle frente con más precisión a los problemas del agua en el presente y en el futuro.

Tags: , , , , , , ,
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros