Problema del Agua en España

Juan G. R. Por una mejor explotación del agua en el Ebro

Periódico Información. Página 23-24, 1/05/2008. Alicante, España

El régimen de distribución de las lluvias en la cuenca del Ebro es muy variable y provoca que dentro de la cuenca existan zonas con déficit de lluvias y otras con lluvias abundantes, lo que hace necesario que se construyan más embalses, trasvases y obras hidráulicas en diferentes regiones de la cuenca, con el objeto de regular aún más el escurrimiento para luchar contra la sequía y las inundaciones, satisfacer fundamentalmente las demandas de agua del sector agrícola e industrial, así como garantizar el abasto de agua a la población y protegernos de las aguas en exceso.

La cuenca hidrográfica del Ebro ocupa un área de 85300 Km2, en la cual ocho comunidades de España poseen un área determinada dentro de la cuenca con extensiones: desde 765 hasta 1100 Km2 para las Comunidades de: Cantabria, Valenciana y Castilla la Mancha; desde 2730 a 5000 Km2 para las Comunidades de La Rioja y el País Vasco; valores de 8190 a 9300 Km2 para Castilla León y Navarra respectivamente; 14940 Km2 para Cataluña y de 42100 Km2 para la Comunidad de Aragón. Al participar tantas Comunidades en una misma cuenca, se hace difícil la distribución de los recursos hídricos a los usuarios, por lo cual es atribución del Gobierno Español realizar estas funciones a través de las organizaciones del Estado y de la cuenca creadas al respecto, correspondiendo a las Comunidades Autónomas la administración de los recursos asignados en agua.

El escurrimiento medio total del cauce superficial es de 15191 Hm3 y de 2900 Hm3 para el cauce subterráneo, para un escurrimiento medio total para la cuenca del Ebro de 18091 Hm3; la capacidad de los embalses construidos dentro de la cuenca del Ebro es de 7403 Hm3 y la reserva actual de agua embalsada es de 4522 Hm3. Por otra parte los caudales de las avenidas del río Ebro son muy inestables con valores hasta de 13000 m3/segundo como ocurrió en el año1907, por lo que es recomendable realizar regulaciones interanuales del escurrimiento.

En el momento actual la demanda hídrica a corto plazo para el abasto a las ciudades y las exigencias del sector agrícola corresponden principalmente al colectivo de usuarios de la cuenca representada por Aragón, Cataluña y la Comunidad Valenciana, a los que se incluyen como demandantes de los recursos hídricos a Murcia y Almería, estos dos últimos no miembros de la Cuenca del Ebro, pero ubicados en una zona sometida a un gran déficit de agua y estratégica para el desarrollo económico del área del mediterráneo. También hay otros miembros de la Cuenca hidrográfica que tienen necesidades hídricas pero en menor cuantía.

Durante más de 30 años he trabajado en Instituciones dedicadas específicamente al agua en materia de: proyección, planificación, construcción, explotación é investigación y desarrollo, brindando asistencia técnica en riego en otros países, lo que me facilita la interpretación de los resultados de la cuenca del Ebro, en los que se observa que la cuenca aún posee reservas hídricas para satisfacer la nueva demanda de agua de los usuarios, pero es necesario realizar un balance hídrico más preciso de cada una de las subcuencas a fin de garantizar un mejor uso de los recursos hídricos y poder lograr una adecuada explotación de las fuentes de agua superficiales y subterráneas, también es necesario un control sistemático del escurrimiento, la calidad de las agua y del uso del agua asignada a los usuarios. Debe precisarse aún más la demanda del agua regulada y no regulada en el sector agrícola ya que constituye la mayor utilización del agua de la cuenca, así como realizar la proyección hidráulica de la cuenca a corto y largo plazo, para poder analizar el plan de obras e inversiones y poder evaluar la efectividad económica de cada una de las obras a ejecutar, también se necesita realizar: un adecuado manejo del agua de riego en las áreas existentes , la modernización de los sistemas de riego, un plan de explotación de las obras hidráulicas y de los recursos hídricos, la protección de la cuenca, garantizar el abasto de agua a las ciudades y el mantenimiento de las redes de conducción, realizar un plan de defensa contra las inundaciones, debe proyectarse las obras hidráulicas considerando el caudal mínimo del río, respetando el medio ambiente. El agua es un recurso imprescindible para el desarrollo sostenible del país y de la humanidad, es estratégico para España prepararse para el futuro y alcanzar un desarrollo hidráulico armónico en las diferentes regiones y cuencas hidrográficas, debemos avanzar en la construcción de las obras hidráulicas, la explotación de los recursos hídricos, los trabajos de investigación y desarrollo, la reutilización de las aguas residuales, ya que para alcanzar un uso racional de los recursos hidráulicos es necesario dedicar más organización, esfuerzos y recursos económicos que los realizados hasta el momento actual.

Tags: , , , , , ,

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros