Problema del Agua en España

Juan G. R. Lucha contra la sequía

Periódico Información Pág. 14, 19/04/ 2008. Alicante. España.

La media del volumen de agua embalsada en España en los últimos 5 años esta por debajo de la media histórica, lo que señala que el país atraviesa un periodo de sequía, con un balance actual de agua embalsada de18- 30 % de la capacidad de embalse para la franja costera del mediterráneo representado por las cuencas hidrográficas del: Sur, Segura, Jucar y Cataluña, con valores de 35 % a 55 % para las restantes, representadas por las cuencas de los ríos Guadalquivir, Guadiana , Tajo, Duero y el Ebro, solamente hay valores superiores de capacidad embalsada de 60 % para la cuenca Norte, siendo el valor medio de agua embalsada para todo el país de un 48 %, lo que refleja que hay que hacerle frente a l periodo de primavera y verano con una adecuada estrategia del uso del agua, más aun si se toma en consideración que las precipitaciones en España durante el año 2007 han estado por debajo de la media del periodo 1971-2000. En la lucha contra la sequía no se debe escatimar la fuerza utilizada, es necesario combatir con más embalses, trasvases, desaladoras, más control y organización, con la finalidad de garantizar un mayor volumen de agua utilizable.

Actualmente dentro de una misma cuenca hidrológica hay sub cuencas con déficit de agua y otras con superávit como consecuencia de un régimen de lluvias cada vez más inestable, lo que trae como consecuencia que se debe ser más eficiente en la proyección hidráulica, en el control y explotación de los recursos hídricos superficiales y subterráneos, la lucha contra las inundaciones y la protección del medio ambiente. Por otra parte la población mundial se incrementa considerablemente y el propio desarrollo hace que los recursos hídricos sean más escasos y expuestos a un mayor grado de contaminación, lo que indica que la demanda del agua y los productos agrícolas también se incrementarán y será necesaria una explotación más racional de los recursos de agua. Las pérdidas provocadas por la sequía y las inundaciones en España durante estos últimos 5 años ya ascienden a miles de millones de euros, por lo que es aconsejable realizar una distribución de los recursos hídricos dentro de una misma cuenca y entre diferentes cuencas con el fin de lograr un uso racional del agua, lo que posibilitará satisfacer las exigencias hídricas del sector industrial, la población, el turismo, reducir los efectos de las inundaciones, alcanzar una mayor estabilidad en la producción agrícola y una disminución de los costos por tonelada, lo que permitirá que los productos agrícolas sean más baratos y competitivos dentro de un mundo tan globalizado.

Como resultado de lo expuesto anteriormente es aconsejable construir más embalses que regulen el escurrimiento, que almacenen agua en los momentos de abundancia para garantizar su buen uso en los momentos difíciles y disminuyan el efecto de las inundaciones. Es necesario realizar un estudio más detallado del escurrimiento de las cuencas y subcuencas con el objeto de lograr una mayor regulación del escurrimiento y alcanzar una mayor garantía del agua de agua embalsada, así como construir más trasvases entre regiones con déficit y superávit de agua, también es necesario construir más desaladoras que garanticen el abastecimiento de la ciudad, así como realizar una adecuada estrategia de riego, modernizar los sistemas de riego, recargar los acuíferos y reutilizar aún más las aguas residuales. El uso de trasvases, desaladoras, embalses y obras hidráulicas debe ir acompañado del correspondiente estudio de factibilidad, para determinar la efectividad económica de las mismas.

Tags: , , , , , , ,
 

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros