Problema del Agua en España

Juan G. R. Las inversiones destinadas al agua requieren estudios económicos detallados.

Alicante, España, 09/05/2006

El plan de inversiones en materia de agua de la Comunidad Valenciana, destinado a: la construcción del trasvase Júcar Vinalopó, desaladoras, mejoras de infraestructuras hidráulicas, depuradoras, colectores, embalses, modernización de los regadíos y otras obras hidráulicas, sobrepasan actualmente los 1800 millones de euros, de los cuales el mayor aporte corresponde a la sociedad estatal Acuamed, con una inversión de 1130 millones, por otra parte los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente van a destinar a la modernización de los regadíos 456 millones de euros y la Generalitat Valenciana invertirá 351 millones de euros en la modernización de los regadíos, la reulitización y depuración de aguas residuales.

Se estima que la cifra de inversiones destinadas al desarrollo hidráulico de la región se incremente considerablemente durante el 2007 y el valor acumulado de inversiones supere los 2200 millones de euros. De lo anteriormente expuesto se observa que hay una amplia voluntad hidráulica del Estado Español y del Gobierno Autonómico de la Generalitat Valenciana en tratar de solucionar los problemas del déficit hídrico en la Comunidad, el cual amenaza de forma continua al sector agrícola, el que ya tiene perdidas millonarias y afecta ese déficit en menor cuantía al sector urbano y al industrial, a los que se le priorizan las exigencias hídricas, para reducir los efectos de la sequía al mínimo.

El plan de ejecución de las obras hidráulicas actualmente está atrasado, pues se han puesto en marcha pocas obras y las mismas deben de finalizar a mediados del 2008, por lo que es necesario agilizar los proyectos y realizar un control sistemático del plan de ejecución de los mismos, para poder garantizar los caudales previstos, los ahorros de agua proyectados y poder satisfacer las demandas hídricas de la población y de los diferentes sectores económicos.

Las obras hidráulicas tienen finalidades diferentes y comunes, por lo que es necesario realizar un análisis económico detallado de cada una ellas y de su conjunto, valorando de forma independiente: la amortización de las inversiones, los gastos de explotación de las mismas, las indemnizaciones y las transformaciones sociales inducidas por la construcción de las obras, los beneficios ó perdidas que originan las construcciones que se prevén ejecutar, el plazo de recuperación de las inversiones, diferentes indicadores técnico económicos, así como los consumos energéticos de las desaladoras, estaciones de bombeo, rebombeo y otros. Se deben de valorar diferentes soluciones y elegir las más rentables acorde los intereses del Estado y de los usuarios. Se corre el riesgo de no hacer una adecuada selección y elegir soluciones de baja efectividad económica, que traigan como consecuencia : mayores precios del agua a utilizar por la población y por los agricultores, mayores costos de producción agrícola, un mayor consumo de energía , la consiguiente menor rentabilidad de las obras hidráulicas y el incremento de los precios de los productos agrícolas que van ha adquirir los consumidores, así como la obtención de producciones poco competitivas en un mercado cada día más globalizado, que exige una reducción de los gastos energéticos y de los costos de producción, con la finalidad de lograr una adecuada eficiencia económica y sostenibílidad.

La experiencia personal en este tipo de estudio, indica que las evaluaciones de las soluciones hídricas deben ser realizadas por un colectivo de especialistas en: proyectos de las diferentes obras hidráulicas, hidrología, hidrogeología, geología, edafología, cultivos, planificación física, medio ambiente, acueducto, economía y de cualquier otro especialista que se necesite, para aportar nuevos criterios que posibiliten una mejor evaluación de la situación actual y perspectiva analizada, contando además con el servicio técnico de los laboratorios de las distintas especialidades. Lo que posibilita que se agilice la solución técnica de los problemas en el menor tiempo posible y se alcance una mayor eficiencia económica e hídrica de los objetivos que se persiguen.

España es uno de los países de la Unión Europea con más dependencia de los productos energéticos, por lo que se debe de valorar de forma minuciosa el consumo de energía, ya que el precio de los hidrocarburos esta en ascenso y la agricultura es un alto consumidor. Por otra parte es necesario construir obras que se recuperen en un plazo de tiempo corto a medio, de forma tal de que el Estado pueda disponer lo más rápido posible de estos fondos económicos para desarrollar otras regiones económicas del país.
El valor de las inversiones destinadas al agua tiene un gran peso, por lo que es necesario realizar un análisis económico profundo de las diferentes obras, para lograr un uso más racional de los recursos financieros, hídricos, materiales y humanos.

Tags: , , , , , , ,

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros