Problema del Agua en España

Juan G. R. Medidas ante una sequía prolongada

Periódico Información. Alicante, España, Pág.18, 4/11/2005.

Actualmente la falta de agua en los embalses en la cuenca del Segura, el insuficiente número de obras hidráulicas, así como la alta explotación a que son sometidos los acuíferos de la provincia de Alicante y la Comunidad Autónoma de Murcia, hace que el problema del agua de la región se agudice. Para el año 2006 la garantía de agua para los diferentes sectores de la economía de ambas regiones pudieran verse afectada, pues solo contamos con pocas reservas de agua disponible en los embalses, con unos mantos freáticos grandemente abatidos y sobre explotados, 41 hectómetros cúbicos que suministraran las desalinizadoras , con el agua que se pueda depurar y reutilizar, así como el volumen de agua que prevé garantizar el Ministerio de Medio Ambiente a través del trasvase Tajo-Segura para el año 2006. Ante tales pronósticos debemos tomar las medidas necesarias y establecer por anticipado el plan a realizar para: el control de la extracciones y calidad de los acuíferos, el mantenimiento de los pozos, la construcción de micro presas, el mantenimiento y correcta explotación de los embalses, la constante modernización de los sistemas de riego, el manejo racional del agua del riego, la adecuada utilización de las aguas residuales, la campaña de ahorro del agua dirigida a los diferentes sectores de la economía y a la población, así como definir la estrategia del uso del agua para cada municipio y región, también debe de establecerse el plan de medidas a realizar por la Salud Pública para dicha situación. Debe de determinarse la prioridad de cada sector económico y cuantificarse cual es el volumen de agua disponible que se debe garantizar a cada uno de ellos. En el caso del sector agrícola que es el más afectado debe de definirse con que volumen de agua se cuenta para el riego de los cultivos y el suministro de agua a los animales, para ajustar los planes de siembra y las explotaciones pecuarias.

Debe de establecerse con tiempo un plan de medidas ante una situación de probable sequía, la cual se pondrá en vigor si la sequía se prolongara mucho tiempo, pues las pérdidas económicas ante la falta de previsión serian cuantiosas. De comportarse el año de forma normal no se pondrá en ejecución el plan y se decretará un año normal.

La demanda hídrica de la provincia de Alicante es de 310 hectómetros cúbicos al año y el Ministerio de Medio Ambiente prevé garantizar en el año 2008 la demanda total a través del trasvase Júcar-Vinalopó, las obras de desalinización, la depuración y la mejora de la gestión, estableciendo que a partir de mediados del año 2007 serán puestos a disposición de los usuarios los volúmenes de agua desalinizados por la Mancomunidad del Taibilla, pero mientras transcurre el tiempo previsto para realizar las obras en proyecto es necesario realizar un plan de medidas para hacerle frente al actual déficit hídrico que atraviesa la provincia de Alicante y la Comunidad Autónoma de Murcia.

La cuenca del Júcar posee una situación menos crítica que la cuenca del Segura, pero deben de establecerse con tiempo las medidas necesarias para hacerse frente al año hidrológico 2006 que tiene previsiones de año normal a poco lluvioso, para la Comunidades Autónomas de Valencia y de Murcia. La Agricultura es el mayor usuario de los recursos hídricos de España, de lo que se deduce que deben de precisarse los balances de las fuentes hídricas y la demanda de los usuarios, a fin de lograr una mejor planificación y utilización del agua. La modernización de las técnicas de riego y el mantenimiento de los sistemas de riego y drenaje, tienen gran importancia ya que permiten un uso más racional del agua y posibilitan un mayor efecto económico de las áreas de riego y drenaje.

El riego es de importancia vital para la agricultura ya que incrementa los rendimientos agrícolas por unidad de área, permite que se reduzcan los costos por tonelada producida y que disminuyan los precios de los productos agrícolas en beneficio del productor y de la población, logrando que la agricultura sea más competitiva y rentable. El riego posibilita una mayor garantía en la estabilización de los rendimientos agrícolas y de los mercados, ya que las zonas de regadío están menos influenciadas con las variaciones de las precipitaciones que las zonas de secano. Un adecuado manejo del agua del riego permite rendimientos aceptables y una reducción considerable de la demanda hídrica, por lo que es necesario trabajar en este sentido, para alcanzar un mayor ahorro del agua.

Tags: , , , , ,

Artículos Relacionados:

 

 

 

 

 

 

Tobacco Irrigation 2007 España | Autor: Rafael Juan García | Términos de Uso | Contacta con Nosotros